El monasterio de Sumela

Monasterio de SumelaAunque Sumela recibe cada año más visitantes, principalmente rusos y griegos, el lugar sigue estando alejado de las rutas turísticas más populares. Este monasterio ortodoxo, situado a 1.200 metros de altura en las montañas del parque nacional de Altindere, es uno de esos lugares que dejan un recuerdo para siempre. La belleza del valle de los Alpes Pónticos donde se encuentra, en el extremo oriental de la costa del Mar Negro, se completa con los valiosos frescos de la iglesia que se construyó en una cueva donde hace 1.600 años apareció un icono de la Virgen María. Para no perdérselo.

Monasterio de SumelaPara ir a Sumela tenemos que dirigirnos a la población de Maçka, en la provincia de Trabzon. Si vamos desde la capital de la provincia, se trata de un viaje de algo más de una hora en el que nos dirigimos hacia el este para después girar al sur y adentrarnos en los Alpes Pónticos. Ascenderemos un estrecho valle por la carretera que acompaña al río hasta llegar a Maçka. Una vez allí hay que girar a la izquierda para ir al parque nacional de Altindere. Aunque hay algunos buenos hoteles en Maçka, está suficientemente cerca de Trabzon como para ir y volver en el mismo día. El alojamiento y los atractivos de la ciudad son mucho más interesantes que la pintoresca localidad del interior.

Monasterio de SumelaUna vez en el parque nacional podemos ascender andando hasta el monasterio en una subida que nos llevará unos 30-40 minutos. También se puede subir en vehículo hasta unos 200 metros de la entrada. Por ambos caminos podremos disfrutar de las vistas del valle y el monasterio y será inevitable que nos preguntemos como fue posible construirlo en aquella pared de piedra.

En el año 386 unos monjes encontraron en una cueva un icono de la Virgen María, de ahí viene el nombre griego del monasterio, Panagia, que significa “toda santa” y se utiliza para denominar a la Virgen. A pesar de que siempre recibió el apoyo de los emperadores, el monasterio sufrió épocas de abandono que se alternaban con otras de esplendor hasta que se finalizó con la forma que hoy conserva en el siglo XIV. La conquista otomana de la región trajo para Sumela la especial protección del Sultan Mehmet el Conquistador. El monasterio fue abandonado en 1923 a causa del intercambio forzoso de población entre griegos y turcos. Como a los monjes no se les permitió llevar nada consigo, escondieron el valioso icono del monasterio bajo el suelo de la capilla de Santa Bárbara. En 1931, un monje regresó en secretó y recuperó el icono para llevarlo al monasterio de Panagia de Soumela en Grecia, donde actualmente se encuentra.

Monasterio de SumelaLa entrada al monasterio es por la escalera situada bajo el acueducto que traía el agua al complejo y que también está construido a lo largo de la pared vertical. En el monasterio podremos visitar la iglesia excavada en la roca y la capilla que está al lado. Las dos están bellísimamente decoradas con frescos de datan desde el siglo XIV hasta el XVIII. El abandono que sufrió el monasterio ha deteriorado muchos de ellos pero ya han acometido restauraciones por parte de las autoridades. También se pueden ver las dependencias donde los monjes hacían su vida como la biblioteca, alojamientos, cocinas, etc.

En el camino de regreso tendremos una buena oportunidad de comer las famosas truchas de la zona.

Mapa Mar Negro***

Ver mapa del Mar Negro

http://es.wikipedia.org/wiki/Monasterio_de_Sumela

http://en.wikipedia.org/wiki/Sumela_Monastery

http://www.sumela.com


Comentarios

El monasterio de Sumela — 2 comentarios

  1. Hola Jose, ya he devorado el articulo sobre Sumela. A ver cuando puedo volver por allí a poner unas flores en el monumento de Maçka, y subir al monte Pilav, donde se quedó aquel pedacito nuestro. Un saludo. Te sigo.
    oceano4.
    Jesus.

Deja un comentario